27 de junio de 2013

Paraje de los Hocinos.

Un hocino es, según la definición de la RAE:
Terreno que dejan las quebradas o angosturas de las montañas cerca de los ríos o arroyos.
Otoño minero.Pero el tema es, ¿qué es en realidad un hocino? Pues simplemente, un oasis en mitad del desierto. Quien haya circulado alguna vez por alguna de las carreteras que atraviesan la provincia de Teruel, se habrá percatado de la grandes extensiones de secano que rodean a dichas vías.
Cierto que hay verdes y florecientes cultivos y paisajes que admirar, pero los soberanos de entre todos los colores en tierras turolenses son los ocres, ya sean amarillentos, rojizos o anarajandos, tirando más bien hacia tonos marrones.
Esta característica también ayuda a que la vegetación sea más vistosa, pero no mucho, ya que la vegetación existente, a excepción de épocas primaverales, suele tener un característico color verde algo apagado. No sin vida, pero desde luego, no es el verde con el que se solíamos pintar las plantas y árboles cuando éramos niños.

Dentro de Teruel, la comarca de las Cuencas Mineras es el paradigma de estos característicos colores. Y aunque en esta comarca podamos encontrar grandes extensiones de vegetación, los rojos y marrones predominan sobre el verde de las mayores extensiones arbóreas de la zona.
Pero como toda norma, para que sea cierta hace falta una excepción. Y en este caso, la excepción la encontramos en el denominado como Paraje de los Hocinos.
Durante el camino seremos testigos del típico paisaje minero-turolense. Una orografía que aunque no es extremadamente complicada de transitar, si que nos regalará muchos tramos de largas subidas y prolongadas bajadas, y viceversa, que luego hay que deshacer lo andado.
Si hay una época adecuada para realizar la travesía hasta el Paraje de los Hocinos, he de atreverme a elegir el otoño. Y es que, aunque el otoño no es la estación más alegre del año, sí que consigue resaltar especialmente en este entorno. El naranja de las hojas de los árboles que en otra situación nos transmitiría melancolía, consigue llenar de vida y alegría una zona invadida por oscuros y pálidos colores. Y aun con todo, lo mejor está por llegar.

En la pequeña travesía que tuve oportunidad de realizar, empezamos la caminata desde la localidad de Las Parras de Martín, pedanía de Utrillas. Tomando este camino, el primero de los dos hocinos que nos encontraremos es el Hocino de las Palomas, que tuve oportunidad de fotografiar. Desgraciadamente no llegamos al segundo.
Aunque me hubiese gustado poder realizar la travesía completa, no tuve oportunidad, quién sabe si tal vez para la próxima la consiga realizar al completo.

Pues bien, según nos íbamos acercando a este primer hocino, algo cambió en el ambiente. La vegetación era mucho más verde, y no sólo eso, si no que era de un verde brillante, un verde vivo. La humedad del ambiente también parecía ser mayor, lo que delataba la presencia de agua en el entorno, hasta que el sonido de la misma, lo hizo evidente.
Y al final, llegamos al hocino. Entre rojizas rocas surgían verdes trazos de vegetación, tintados de amarillo por el efecto del otoño. Y lo más imponente, la corriente de agua. No por el volumen del caudal, si no por su mera presencia. Sobre todo si lo comparamos con los secarrales que se atraviesan hasta llegar al hocino.

No obstante, lo que me resultó mas espectacular de este paisaje fue el hecho de que en realidad no dejas de estar en un grieta en mitad de la tierra. Es como si te introdujeses en la tierra, pero estando en exterior. Como si siguieras siendo tú mismo, pero formando parte del terreno.
Para todos aquellos que busquéis algo "distinto", os recomiendo encarecidamente hacer este recorrido. Aunque no lo realicé por completo, me atrevo a decir que su dificultad es baja. Al menos, si yo pude hacer esta primera parte os puedo asegurar que cualquiera puede hacerlo.

Si pulsáis en cada una de las imágenes podréis verlas al completo, o podéis pulsar sobre el enlace del álbum del camino hasta el Hocino de las Palomas.

Fuente de las imágenes: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: Turismo Cuencas Mineras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario