18 de febrero de 2014

Destruyendo el legado del Festival Asalto.

Cual ha sido mi sorpresa esta mañana al estar curioseando por twitter cuando he dado con varios tuits en los que se informaba que uno de los graffiti creados durante el último Festival Asalto ha sido eliminado totalmente.
Si os digo la verdad, al principio no me lo he creído. La información hacía referencia al graffiti que compartía ubicación con una particular "Virgen del Pilar tecnológica" en la céntrica calle de Santiago. Poco he tardado en buscar en la web del Festival Asalto, e incluso en su perfil de twitter, donde han publicado el siguiente comunicado.
Hoy, martes 18 de febrero de 2014 está siendo eliminado el mural realizado por el artista mexicano Smithe para el Octavo Asalto en 2013.

Desde el Festival Asalto hemos intentado, sin éxito, la paralización del borrado y nos sentimos profundamente decepcionados por la decisión unilateral tomada por la comunidad de vecinos que ha pedido la retirada de esta gran obra de arte.


Somos conscientes de que Zaragoza acaba de perder hoy parte del valioso patrimonio que durante ocho ediciones ha ido dejando nuestro festival, pero nos enorgullece ver y sentir el gran apoyo que estamos recibiendo por parte de la ciudadanía de Zaragoza. 


Consideramos (considerábamos) que Zaragoza es una ciudad sensible y culturalmente avanzada. Y Festival Asalto seguirá trabajando año tras año en este sentido, defendiendo el arte público y siendo parte, junto a numerosos colectivos, de la transformación social y cultural actual.


Larga vida al Asalto.
Desde la administración pública pretenden mostrarnos una imagen cosmopolita y moderna de Zaragoza. Y si bien es cierto que cada vez hay más organizaciones y asociaciones que luchan por la presencia de eventos artísticos y culturales alternativos en nuestra ciudad, no son pocas las trabas con las que se encuentran. Tanto públicas como privadas. Personalmente, considero que tan culpables son los vecinos que han solicitado la destrucción del graffiti, como el propio Ayuntamiento de Zaragoza por permitirla.
Para quien lo desconozca, no es poca la labor del Festival Asalto, ya que supone un reciclaje de espacios urbanos. Su trabajo reúne a artistas de todo el mundo, consiguiendo que Zaragoza sea reconocida a nivel internacional. Pero parece que eso importa poco.

Porque Zaragoza tiene mucho que ofrecer. Es una ciudad que lucha por ser un referente cultural. Que se moderniza. Que me encanta. Pero que todavía huele a rancio por sus calles. Zaragoza es una ciudad que da alegrías y defrauda por igual.

El graffiti eliminado es obra del artista mexicano Smithe. Sus enormes dimensiones representaban a una araña roja gigante con motivos precolombinos. Sin duda, uno de los mejores graffiti del Octavo Asalto.
En vivo ya no lo vais a poder ver nunca más. Pero seguro que encontraréis fotografías por internet para valorar la gran pérdida de la ciudad. Aquí os dejo con una foto que le hice al graffiti el pasado mes de enero.
Aspecto general del graffiti que ha sido destruido.
Zaragoza, dando tres pasos atrás por cada uno que avanza.

Fuente de la imagen: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: twitter y Festival Asalto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario