17 de julio de 2016

Modernismo al margen (I): Casa Solans

La famosísima Casa Solans, joya del modernismo zaragozano, es la primera de las paradas de la ruta Modernismo al margen y único vestigio de "la Nueva Harinera", importantísima fábrica que se ubicó en esta zona del Arrabal por su proximidad a materia prima (agricultura) y dos generosas fuentes de agua (los ríos Ebro y Gállego).

Casa Solans.A pesar de su próximidad, esta casa y sus enormes jardines (de los que no queda rastro alguno) estaban ubicados fuera de los límites de la fábrica. Pero a pesar de este detalle, el hecho de que la casa se encontrase muy alejada de la "zona noble" de ciudad, provocó discusiones entre el matrimonio que ordenó su construcción con la previsión de ocuparla. Mientras que el artifice de la misma fue Juan Solans, su esposa Rafaela Aisa era la que se oponía a ocupar la vivienda por muy señorial que fuese.

Aun con todo, fue precisamente la viuda Rafaela Aisa la que se instaló en 1926 en la Casa Solans tras la muerte de su marido, quien no llegó ni siquiera a ver terminada la vivienda, permaneciendo en ella hasta la década de los sesenta del S. XX.

La vivienda, cuyo estilo arquitectónico principal es el modernismo, es en realidad de estilo ecléctico por la mezcla de varias vertientes artísticas. Junto con el modernismo a la cabeza, tanto en el interior como en el exterior, podremos descubrir no pocos detalles neo-mudéjares, neo-renacentistas y neo-clásicos. Todo muy "neo", pero con un estilo muy clásico.
El abandono del edificio llegó a ser tal que llegó a ser declarado en ruinas, pasando a manos del Ayuntamiento de Zaragoza, el cual llevó a cabo una importantísima rehabilitación del edificio, gracias a la cual podemos disfrutar hoy en día de uno de los elementos más bonitos de la ciudad.

Hasta 2015 albergó el Secretariado del Agua de la ONU, lo que provocaba que el acceso estuviese altamente limitado. De hecho, en vigencia de dicho secretariado, estaba prohibida la toma de cualquier tipo de fotografía en el interior del edificio por motivos de seguridad. Algo que no ocurría, ni ocurre, en el exterior, del que podemos tomar tantas fotos como gustemos.
Casa Solans.Casa Solans.
Y es precisamente en el exterior donde podremos descubrir algunos de los detalles más interesantes de Casa Solans, de las cuales me gustaría destacar dos. Por un lado tenemos el mosaico-mural situado en una de las fachadas exteriores y gracias al que podremos disfrutar de una representación artística del zodiaco y las estaciones. En el mismo, se representan las distintas "etapas" del ciclo de la agricultura.
Por otro lado tenemos el escudo que corona otra de las fachadas, la "cilíndrica". Aunque la lógica nos invite a pensar que ese sea el escudo de la familia Solans, en realidad nos encontramos ante el escudo de la familia Aisa. Y es que, ante la negativa de trasladarse a esta vivienda por lo que he comentado con anterioridad, Rafaela Aisa puso cómo condición para ceder, que el escudo de armas que coronase la vivienda fuese el de su familia y no el de la de su esposo.

Actualmente todavía no se han publicado las fechas para el calendario de visitas de 2016 para poder realizar la ruta de Modernismo al margen, así que os venga bien o no, está bastante difícil que podáis hacer la visita en estos momentos. Aunque esto no quita para que vayáis por vuestro propio pie y así poder disfrutar del modernismo zaragozano en estado puro.

Fuente de las imágenes: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: Zaragoza Turismo.
Modernismo al margen.
Flickr | Instagram | Facebook | VSCO Grid |

No hay comentarios:

Publicar un comentario