4 de agosto de 2016

[Actualizada] Instagram Stories, ¿una copia de Snapchat?

El reciente anuncio de Instagram Stories, la última novedad de la red social fotográfica por excelencia es toda una declaración de intenciones, en la que queda más que claro el miedo que les da a Instagram que Snapchat se les esté comiendo "su" trozo de pastel.
Para solventar esta situación, en lugar de innovar o presentar algo realmente novedoso, no se le ha ocurrido otra cosa que copiar descaradamente inspirarse directamente en las funcionalidades de Snapchat. Eso sí, tomando de esta red social, las que para mí son algunas de sus peores características.

Tras la inclusión de esta nueva funcionalidad podemos ver como ha cambiado ligeramente la interfaz de Instagram. Por un lado, tenemos una barra en la parte superior en la que se nos irán mostrando las stories que vayan publicando aquellos a quienes seguimos. Y en la esquina superior izquierda dispondremos de un nuevo botón con el que añadir nuestras propias stories.

¿Pero qué es lo que nos ofrece Instagram en contraposición a Snapchat? Pues en principio nada distinto. Las únicas diferencias visibles es que en este caso podemos usar los filtros tradicionales de Instagram y que, al parecer, no es necesario tener activada la ubicación de nuestro smartphone para disponer de la totalidad de los añadidos de esta funcionalidad.
El resto, por lo que he podido experimentar es exactamente lo mismo. Igual que en Snapchat, el formato de las fotos/vídeos que hagamos está limitado exclusivamente a la orientación vertical. Además, dentro de esta funcionalidad, no podremos publicar contenido que tengamos guardado o creado previamente en nuestra galería, si no que deberemos tomar la instantánea en ese mismo momento.

Teniendo en cuenta que esta nueva opción no me gusta para nada ni llama mi atención (algo que creo que ya dejé claro con la entrada dedicada a Snapchat), al menos me alegra que su implementación se haya llevado a cabo como una función "independiente y ajena" al funcionamiento estándar de Instagram.
Tanto que se venía criticando que con cada nueva actualización, Instagram iba perdiendo su verdadera esencia, y al final va a resultar que es cierto.


(Actualización 5 de Agosto de 2016)


Tal apenas han pasado tres días desde que se anunciase e implementase la novedosísima función de Instagram Stories y la verdad es que no ha dejado indiferente a casi nadie. Hay quienes adoran ciegamente esta novedad, y otros (entre los que me encuentro yo) a los que les parece más bien algo insulso y sinsentido.

Sea como sea, la verdad es que hay una gran cantidad de gente que se ha lanzado a contar sus stories para alegría de unos y pasotismo de otros. De hecho, durante estos dos días me he encontrado con no pocas "notificaciones" avisándome que una u otra persona habían publicado una "nueva historia".
Debido al poco interés que ha levantado en mí esta nueva funcionalidad he pasado del tema bastante hasta hoy, cuando me he decidido a ver qué es lo que la gente suele publicar dentro de este particular e independiente timeline. Pues bien, sólo puedo decir que si poco me interesaba hasta ahora, menos lo va a hacer a partir de este momento.

En primer lugar, me gustaría decir que soy defensor de que cada uno puede y debe publicar en Instagram (o en la red social que sea) lo que le dé la gana, y a quien no le guste que no mire. Porque al fin y al cabo, si alguien publica cosas que no te gustan, nadie te obliga a que le sigas, del mismo modo que nadie está obligado a seguirte.
Dicho esto, me he encontrado con que Instagram Stories viene usándose como una especie de cajón de sastre de Instagram, el lugar en el que la mayoría de gente publica lo que jamás se atrevería a publicar en su timeline estándar.
Y no, no pretendo criticar el contenido que he visto, porque insisto en que cada uno puede publicar lo que quiera. Pero el tema es que los más activos en stories son aquellos que siguen publicando fotos "perfectas" en la "modalidad normal" de la app. Entiéndase por perfectas, esas fotos bien encuadradas, con una iluminación adecuada, con una edición o filtro aplicados antes de su publicación, con un pie de foto intenso-transcendental... quedando exclusivamente para stories, aquellas fotos que previsiblemente jamás publicaríamos en nuestro timeline porque no valen ni los bytes que ocupan en nuestro smartphone.

Que a lo mejor esto me ha quedado excesivamente crítico, pero es la conclusión que saco  al comparar el contenido que publican las mismas personas en uno y otro entorno. El hecho de que sigan siendo cuidadosas y perfeccionistas en uno, y que en el otro den cabida a lo que sea, deja claro que la esencia de Instagram Stories no es la calidad, si no la cantidad.

Fuente de las imágenes: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: Instagram.
 Redes sociales y fotografías.
Flickr | Instagram | Facebook | VSCO Grid |

No hay comentarios:

Publicar un comentario