29 de octubre de 2016

Arte funerario en Zaragoza: iconografía pagana.

Encontrarnos con todo tipo de símbolos e iconos religiosos en un cementerio es lo más normal del mundo, puesto que no sólo están muy relacionados entre sí, si no que también hay que tener en cuenta que los ritos funerarios son un pilar fundamental de cualquier religión. Pero esta "lógica" no impide que en esta pequeña visita a la zona antigua del Cementerio de Torrero nos encontremos con símbolos religiosos, o incluso mitológicos, que nada tengan que ver con los iconos más tradicionales. De hecho, hay casos en que veremos una coexistencia de temáticas o conceptos dispares.

Panteón de la familia Repullés-de la Llata

Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Repullés-de la Llata.
Este panteón es uno de los mejores ejemplos de la mezcla de conceptos religiosos y mitológicos, puesto que en él encontraremos claros simbolismos cristianos junto con elementos neoegipicos, los cuales se pusieron especialmente de moda entre finales del S. XIX y principios del S. XX.
Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Repullés-de la Llata.
La estructura general de este panteón nos presenta en el centro del mismo a un ángel descendiendo una escalinata. Según los expertos, esta escena representa la llegada del ángel que anuncia el día Juicio Final. Tras el propio ángel nos encontraremos con una enorme cruz, así que el ángel no es el único elemento tradicional de esta escenografía, de hecho, en la parte posterior (donde se encuentra la entrada a la cripta) nos encontraremos con más cruces talladas.

Y de hecho, es donde se ubican estas cruces donde debemos prestar una especial atención, puesto que si volvemos al frontal o laterales del panteón, comprobaremos que la estructura donde se encuentran talladas se ve completada con unas peculiares esculturas que no cabría esperar un cementerio, esfinges. Sí, sí, esfinges, una a cada lado.
Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Repullés-de la Llata.Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Repullés-de la Llata.
Más allá de la perplejidad de encontrarse esfinges en un cementerio, resulta extraño que se eligiese para la representación de estos seres mitológicos la tradición griega, en cuya mitología, la esfinge era un ser vinculado a la destrucción a pesar de que varios autores le otorgan un origen divino.

Panteón de la familia Herrero

Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Herrero.
Si en el ejemplo del Panteón de la familia Repillés-de la Llata descubríamos ciertos toques de la moda neoegipcia, en el Panteón de la familia Herrero descubriremos una dedicación absoluta a este peculiar estilo. Lo miréis por donde lo miréis, las referencias al antiguo Egipto están presentes en cada rincón.

Según nos vamos acercando a este panteón nos encontramos con la parte frontal, donde se encuentra la entrada a la cripta, con un aspecto bastante estándar (al menos, a simple vista) que nos irá descubriendo ciertos detalles según nos vayamos acercando.
Tal vez sea el detalle menos curioso, pero la decoración de la ventana de la puerta de la cripta parece representar una hoja de palma, dándole un toque representativo del antiguo Egipto, o por lo menos, esa sensación es la que me inspira a mí. Pero si prestamos atención veremos que justo encima de esta parte, bajo la base de la cruz que corona el panteón, nos encontraremos con un símbolo bastante atípico. Se trata del disco solar alado flanqueado por dos serpientes, representaciones del dios Ra, la sibiduaria y el conocimiento respectivamente, lo cual también simboliza en su conjunto la ascensión del alma. Detalle doblemente simbólico por el hecho de encontrarse sobre el acceso a la cripta.
Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Herrero.Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Herrero.
Según avanzamos deberemos "rodear" el templete central de la estructura del panteón, del que podremos ver los detalles vegetales grabados en sus columnas (supuestamente basados en la flor de loto), las cuales nos recordarán en parte a la arquitectura de los palacios egipcios.
Y ya por fin, daremos de bruces con la joya de la corona de este panteón, la más espectacular esfinge que jamás he visto en toda mi vida. Un tamaño más que importante, un espectacular nivel de detalle en su acabado y representación que no dejará indiferente a nadie... el Panteón de la familia Herrero es el más significativo e importante de todos los que se llevaron cabo dentro de la moda neoegipcia en Zaragoza, siendo el más importante de este estilo dentro del Cementerio de Torrero.
Arte funerario en Zaragoza: Panteón de la familia Herrero.
Al contrario que en el caso del Panteón de la familia Repullés-de la Llata, la representación de esta esfinge sí que corresponde a la tradición egipcia, cuyo significado y simbolismo es mucho más acorde al lugar en el que se encuentra. Según la mitología egipcia, las esfinges eran consideradas como seres guardianes o vigilantes. Además, estos seres estaban estrechamente relacionados con el Sol, concretamente con una de sus fases, lo que supone que también se les relacionase con Horus, además de con otros dioses solares del panteón egipcio.
Según la tradición, uno de esos dioses representaba el Sol del amanecer, un dios autocreado que renacía cada mañana, convirtiéndose de este modo en un símbolo de la vida eterna.

Mausoleo de Joaquín Costa

Poco os voy a contar, de momento, sobre el Mausoleo de Joaquín Costa, uno de lo puntos más espectaculares de la zona antigua del Cementerio de Torrero, ya que este peculiar mausoleo se merece una entrada propia por su importancia y relevancia
Así que ahora mismo nos quedaremos con una parte de este enorme y espectacular mausoleo, en el que dentro de la temática pagana de esta entrada nos encontraremos con el único de los tres elementos helénicos que se llegaron a construir, el Partenón.
Arte funerario en Zaragoza: Mausoleo de Joaquín Costa.
Fuente de las imágenes: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: Ayuntamiento de Zaragoza.
Arte funerario en Zaragoza.
Flickr | Instagram | Facebook | VSCO Grid |

No hay comentarios:

Publicar un comentario