2 de julio de 2017

Patrimonio perdido: restos arqueológicos del Paseo Independencia.

Corría el año 2002 cuando el Ayuntamiento de Zaragoza tuvo la "genial" idea de dar luz verde al proyecto que pretendía llevar a cabo la casi total peatonalización del Paseo de la Independencia y la construcción de un parking subterráneo de cuatro plantas. Para quienes no conozcáis Zaragoza, el Paseo Independencia no sólo es una de las más famosas y principales vías de la ciudad, si no que además se encuentra en el mismísimo centro.

Cómo ya había pasado anteriormente (volvió y volverá a pasar), las obras se toparon con ¡oh, qué sorpresa! ¡quién podía imaginarlo! restos arqueológicos, abarcando en este caso épocas muy dispares que iban desde el S. XI hasta el S. XVIII. De entre todos ellos cabe destacar el arrabal de Sinhaya y la morería de la Saraqusta del S. XI, restos de un ábside del S. XIII, construcciones medievales del S. XV, e incluso bodegas y restos góticos de finales del S. XVII - principios del S. XVIII.

Con sucesos como este es imposible no plantearse por qué el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón siguen, legislatura tras legislatura tropezando en la misma piedra, a lo que tenemos que añadir el vergonzoso y concreto desenlace de estos variados restos de las "anteriores Zaragozas" que nos precedieron.
Los informes realizados por la administración resaltaron que estos restos tan sólo tenían valor histórico. Puede sonar a broma, pero no, determinaron que sólo tenían valor histórico, y por lo visto esto no es suficiente. Por eso mismo decidieron que no merecía la pena conservar ni aprovechar de ningún modo o manera los restos encontrados.
Se supone que se tomaron medidas para asegurar su durabilidad, pero tras ello, procedieron a volver a cubrirlo todo como si nunca hubiese existido.
Restos arqueológicos del Paseo Independencia.
A cambio, se construyeron dos monolitos (uno en cada sentido del Paseo Independencia, a mitad del mismo) en los que se muestra una representación en bronce del entramado de calles y estructuras encontradas. Algo que sinceramente sabe a poco y demuestra, una vez más, el poco apego y valor que las administraciones públicas aragonesas tienen hacia nuestro patrimonio histórico y cultural.

Fuente de las imágenes: propia (sergioski1982).
Fuente de la información: Gran Enciclopedia Aragonesa.
Flickr | Instagram | Facebook | VSCO Grid |

No hay comentarios:

Publicar un comentario